Historia del Softbol

El softbol es una modalidad que se regula por la Federación Internacional. Es un juego el cual puede desarrollarse muy dinámico, hecho que lo hace muy divertido para todos aquellos que lo practican, tanto si son principiantes, si ya están iniciados en este deporte, así como para los observadores.

Por muchas décadas el béisbol se mantuvo inalterable en su poderío e indiscutible predilección en muchos países, pero desde su seno surgió con fuerza un adversario que poco a poco ganó simpatías y se proyectó hacia la cima con mucha fuerza, se trata del softbol.

Aún se desconocen las bondades de este deporte, especialmente en la variante de lanzamiento rápido, el cual exige mayor rapidez en sus desplazamientos, superior velocidad de reacción y potencia en los brazos de los jugadores, que el propio béisbol.

Ambas disciplinas se asemejan en sus concepciones estructurales, idéntico equipamiento, guantes, pelotas, almohadillas, árbitros, strikes, bolas, hit, tubey, triple, jonrón, misma forma de correr de las bases, pero difieren en el concepto táctico, las distancias entre las bases, el tiempo de duración el número de entradas y la forma de lanzar entre otras características. El softbol en todas sus modalidades sólo necesita de siete innings y un promedio de dos horas, en ocasiones menos, para despedir a los aficionados, por supuesto si existe extra innings puede extenderse un poco más.

Nacimiento de la Actividad

A casi una centuria después de su nacimiento, algunos historiadores del softbol no se ponen de acuerdo sobre la verdadera historia de la disciplina. Algunos indican que el deporte fue creado en 1887, por el reportero americano George Hancock, quien adaptó las reglas para ser jugado en gimnasios cubiertos, señalando el Ferragut Boat Club, situado en la avenida Lake Park, en Chicago, Estados Unidos, como cuna de esta surgimiento deportivo. Hancock ideó una pelota formada por un guante de boxeo mientras otro agarró una varilla para golpearlo, algunos dicen que fue un palo de escoba, y correr por unas bases pintadas con tiza sobre la cancha, tomando en cuenta las pequeñas dimensiones del lugar. En poco tiempo el juego se extendió a Minneapolis, Saint Paul, Denver, Los Ángeles y Hancock fue reconocido como la máxima autoridad des esa disciplina a finales del siglo XIX.

El 24 de octubre de 1889, en Chicago, se imprimió el primer libro conteniendo las reglas del juego, adaptadas posteriormente por Winter Indoor Baseball League of Chicago (Liga de Invierno de Chicago). Aparecían como reglas más significativas que la pelota debía estar formada por una sustancia blanda (de ahí la denominación de bolada blanda, softbol) el bate le correspondía dos tres cuartos de largo por uno un cuarto pulgadas de ancho, mientras las bases estaban a 27 pies unas de otras y la distancia del home a segunda era de 37,5 pies. Existe otro versión mediante la cual Lewis Roger, miembro del Club de Bomberos de Minneapolis, buscó la forma de emplear el tiempo libre de sus compañeros y creó el “soft” . Para muchos Roger es considerado el “padre” del juego. Los relatos explican que el propio Roger fabricó con sus manos las primeras pelotas con mayor tamaño que las utilizadas en béisbol. Rápidamente se popularizó el novísimo deporte, pero tuvieron problemas para la confección de las pelotas. Investigaciones señalan que el 1900 se organizó la primera liga de softbol en Miniápolis y seis años más tarde fueron publicadas las reglas en esa propia capital.

El softbol abandona los gimnasios bajo techo y sale al exterior en 1913, por lo cual entra en el camino por ser el popular deporte que es hoy. Mattheus T. Caine, de Sant Paul, editó las reglas en 1916, utilizadas en la liga “Kitten League Ball”. Leo H. Fischer del Chicago American Club y M. T. Pauley, también de Chicago experimentaron, en 1930, la idea de hacer terrenos construidos con las distancias propias para el desarrollo del juego. Los torneos organizados por Fischer y Pauley furon un éxito y en 1933 venden la idea a la Feria Mundial que registró el deporte como “SOFT”. En 1950 los directivos de la ASA, fundada en 1933, se reunieron con representantes de organizaciones de softbol de Cuba, Canadá, México y otros para unificar las diversas variantes de juego, más de doce en vigor. El softbol en sus inicios se jugó con 10 atletas, incluido un jardinero corto (short field) que se eliminó en 1946 en la variante de lanzamiento rápido. El nacimiento de la FIS ganó auge en la demanda de muchos países por incluir el softbol como deporte internacional.

El juego se popularizó en la década de 1920 y pasó a ser practicado al aire libre. Con una pelota más grande y una cancha menor que las utilizadas en el deporte del cual se originó, el softbol se volvió pasión femenina. La Federación Internacional de Softbol (ISF siglas en inglés) nace en 1952, en Stanford, Connecticut, que entre sus objetivos se encontraba la celebración de Campeonato Mundiales, así como difundir la actividad por todo el planeta y solicitar la admisión en el programa Olímpicos. En agosto de 1962, representantes de Australia, Japón, Canadá y Estados Unidos acordaron la realización del I Campeonato Mundial femenino. En Melbourne, Australia, en febrero de 1965, a la justa asistieron Australia (9-1) Estados Unidos (8-3) Japón (4-6) Nueva Zelandia (3-5) y Nueva Guinea (0-8) que concluyeron en ese orden. Un año después México acogió la presencia de 11 naciones en el I Mundial masculino. Estados Unidos 10-0, México 8-2, Nueva Zelandia 8-2, Puerto Rico 7-3, Venezuela 5-5, Bahamas 5-5, Canadá 3-7, Japón 3-7, República Dominicana 3-7, El Salvador 2-8 y Nicaragua 1-9, animaron la justa softbolistas.

Los comentarios están cerrados.